jueves, 7 de julio de 2011

algunos mitos peruanos

Un día muy lejano, el dios sin nombre se hizo la reflexión de que debía crear un mundo. Tenía la tierra, el agua y el fuego y eso le bastaba para dar forma a cualquier cosa que deseara formar. Así lo hizo, creando tres planos que componían un único Universo. En el de arriba puso a los dioses, que tenían el aspecto brillante del Sol y de la Luna, de las estrellas y de los cometas, y de todo cuanto luce allá en lo alto, sobre nuestras cabezas. Un poco más abajo, pero todavía sobre el segundo mundo, estaban los dioses del rayo, del relámpago y el trueno, del arco iris y de todas las cosas que no tienen más explicación que la que los dioses quieran dar. Ese tercio superior se llamó Janan Pacha. En el segundo mundo, en el de aquí, Cay Pacha, puso el dios creador a los humanos, a los animales y a las plantas, a todo lo vivo, incluidos los espíritus. En el mundo del tercer plano, el mundo interior, Ucu Pacha, quedó el espacio cerrado y reservado para los muertos. Los tres planos estaban intercomunicados, pero eran unas vías muy especiales las que daban acceso a unos y otros. Al de arriba podía acceder el hijo del Sol, el Inca o príncipe, el Intip churín; desde el interior se podía acceder al de aquí, a través de todos los conductos naturales que se abren desde el interior al exterior, conductos por los que brotan las aguas de la tierra, cuevas, grietas y volcanes, pacarinas, que eran las vías primitivas de acceso por las que llegaron los seres que dieron comienzo a la humanidad; los gérmenes que hicieron nacer los animales, y las semillas que dieron vida a todas las plantas que crecen sobre el mundo de aquí.



El mito del Señor de los Milagros, trata de la historia de la pintura del señor morado, cuando un negrito de angola lo pintó en una pared de Pachamilla, resultó tan milagroso, que las autoridades mandaron a que sea sacado de ahí, debido a que todo el pueblo comenzó a adorarle ya que en el terremoto que sucedió, las personas que se apoyaron a la imagen fueron salvadas, todas salieron ilesas, esto dejó a las autoridades molestas, pero a pesar de todo no lo pudieron sacar, cuando intentaban pintar otro encima, los soldados se paralizaban. Desde ese tiempo comenzó a rendírsele homenaje hasta hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada